ALARMA! – Documental.

alarma_vicemexico

Raptòla, Violóla y Matóla:

Esos eran los encabezados de la revista Alarma en la decada de los 7o`s, la publicación mas grafica y cruda que circula en México.

Con casos como las poquianchis, la explosión de San Juanico, el terromoto del 85 (que eran los que mostraban las fotos mas dramaticas) y el asesinato de Paco Stanley que publicaron la cabeza destrozada del conductor.

La revista Alarma se ha convertido en un objeto de culto, con historias increibles algunas ocasiones en otras solo la foto era buena.

Como lo comenta el editor en jefe en el documental, ellos lo que venden es la imagen, mientras mas grotesca sea la fotografìa mejor.

“He visto muy pocos muertos en mi vida. Vi a mis abuelos y algunos amigos que fallecierón, pero todos ellos parecían en pacífico descanso en sus ataúdes. Pero yo nunca había visto a las personas tiradas en la acera, boca abajo en charcos de su propia sangre”.

la revista Alarma! es toda una institución en la historia editorial mexicana, es sabido por muchos que a nivel internacional ha sido reconocida e incluso es ejemplo de buen diseño editorial, más allá de su estética, por si organización y presentación de su contenido. El documental es producido por VBS.TV y Vice Films y dirigido por Bernado Loyola y Santiago Stelley.

El productor Santiago Stelley paso una semana con David Alvarado, fotógrafo de la noche de Alarma!, David nos presentó a sus amigos fotógrafo, Valente, que trabaja para El Universal, Gustavo “LG” Hurtadob, que trabaja para La Prensa (donde Enrique Metinides trabajó durante décadas), y Juan Carlos “Amarillo” Alarcón de Radio Monitor. Manejamos todo Mexico, DF, en su antiguo “Bocho” a toda velocidad, corriendo a través de cada luz roja mientras persigue las ambulancias y la búsqueda de muertos de las 10 de la noche hasta las 5 de la mañana.Son personas muy amables, con una extraña y muy interesante trabajo que es tal vez moralmente cuestionable.

La primera noche, nuestra primera historia fue en el barrio de Iztapalapa, He vivido la mitad de mi vida en la Ciudad de Mexico, y yo nunca había ido a esa zona.Habría comprobado que, al menos, porque hay muchas cosas que suceden allí, pero yo todavía estaba un poco asustado. Estábamos conduciendo como locos a las 4 AM a una escena de crimen. Fue algo surrealista, algo como estar en una película. Más tarde esa noche vimos a un narco ejecución. Era el tipo que usted lea acerca de todos los días en los periódicos mexicanos. Es muy real. La sangre, al igual que Valente me dijo, olía a metal oxidado. Estaba oscuro y muy asustadizo.

Para nosotros, este es nuestro tipo de negro documental homenaje a la ciudad de Mexico a un lugar de tanto amor. Claro que es una ciudad violenta en un país que cada vez es más violento (en su mayoría debido a la insaciable apetito de Estados Unidos para las drogas), pero también es un increíble y vibrante lugar para vivir. Como dice Valente en el Episodio 6: “La Ciudad de Mexico por la noche es increíble.”

On the beat with La Nota Roja's best and brightest.

ALARMA! – Part 1 of 9
On the beat with La Nota Roja’s best and brightest.

The key players of the Mexican murder press.

ALARMA! – Part 2 of 9
The key players of the Mexican murder press.

La Nota Roja's tangled relationship with El Amor.

ALARMA! – Part 3 of 9
La Nota Roja’s tangled relationship with El Amor.

The life and times of a Mexican murder-rag.

ALARMA! – Part 4 of 9
The life and times of a Mexican murder-rag.

La Guardia Nocturna's tenuous relationship with the Man.

ALARMA! – Part 5 of 9
La Guardia Nocturna’s tenuous relationship with the Man.

A date with Santa Muerte.

ALARMA! – Part 6 of 9
A date with Santa Muerte.

The ever-present danger of becoming the story.

ALARMA! – Part 7 of 9
The ever-present danger of becoming the story.

Calculating the rapid escalation of narco-deaths in bodies and parts.

ALARMA! – Part 8 of 9
Calculating the rapid escalation of narco-deaths in bodies and parts.

The <em>Alarma!</em> family album.

ALARMA! – Part 9 of 9
The Alarma! family album.

El Admin  hace 8 años

1 comentario

Deja un comentario